October 20, 2018

El otro día platicando con una amiga y le contaba que definitivamente yo no quería que mis hijos solo fueran felices. No, la verdad no me sentí la peor mamá del mundo porque tiene una razón.
Si nosotras solo quisieramos que nuestros hijos fueran exclusivamente felices, en qué momento los pondríamos en contacto con todos sus sentimientos. Ellos necesitan experimentar sentirse tristes, frustrados, enojados, etc para que logren entender qué es sentirse verdaderamente feliz.
Creo q como mamás y papás debemos ayudarlos a estar en contacto con toda esta gama de sentimientos para que cuando sean más grandes y alguien los haga sentir por ejemplo, tristeza, nuestros hijos no diga: “hmmmm, ¿qué es esto que me está haciendo sentir esta otra persona? Es nuevo, siento diferente. A ver, quiero regresar con él para que me haga sentirlo otra vez.”
Si nosotros solo nos dedicamos a darle 100% atención a la felicidad, llegará alguien que lo conecte con sus demás sentimientos y se puedan salir un poco de control.
¿Hay que crear niños felices? Sí. ¡Pero también niños que sepan que hay todo un abanico de sentimientos que los hace ser quienes son!

Madre Hadisima

Ver todas las entradas