Un bocado de mi infancia

Me acuerdo perfectamente la primera vez que lo probé, #MadreHadísimas.
Mis abuelos vivían en Estados Unidos y cada verano íbamos a visitarlos. Las vacaciones duraban como 180 años, así que daba tiempo de hacer de todo.
Un 4 de julio en alguna fiesta de independencia en la privada de mis abuelos, una señora se acercó con una gran charola de sandwiches de crema de cacahuate con mermelada. Yo tenía 6 años y se me hizo la cosa más rica del mundo. No me encantaba la crema de cacahuate sola porq se sentía como que nunca pasaba pero la combinación con mermelada lo cambió totalmente.
Año con año, la misma señora sacaba su charola para todos los niños y yo me comía el de mi hermano, de mi prima, de mis amigos, etc..
Y es que cómo hay comida y sabores que nos regresan en dos segundos a nuestra infancia y podemos por un segundo volver a cerrar los ojos y sentirnos ahí, agarrados de la mano de nuestros abuelos o de nuestros papás.
A veces, escapo un poco de la realidad con mi sandwich de crema de cacahuate y mermelada, que además dentro de todo, lo que pueda comer es algo que puede ser parte de mi dieta y lo disfruto taaanto ¡aunque me tenga que esconder en el clóset para que ninguno de mis hijos me robe una mordida de mi niñez!

Si se les antoja ver más recetas y los beneficios que tiene un lunch como éste, métanse a: http://mcwd.eu/r11026

A ustedes, ¿qué sabor o comida les recuerda más cuando eran niñas?

#RegresoAClases #Lunch