¡Qué difícil ser un alma libre en un mundo que no está hecho para serlo!

¡Qué difícil ser un alma libre en un mundo que no está hecho para serlo! Romper cadenas, tradiciones, creencias, te hace cargar con pensamientos de que está mal ser así. Tener tú manera única y propia de crear tu vida, aventarte a cuidarte y protegerte, a poner varios puntos finales y a que no te guste que te digan qué hacer, puede hacer de tí una mujer difícil de sentar. Pero si la vida te dio ese espíritu, no lo pares, eres afortunada que llegaste a esta vida a no tener que demostrarle nada a nadie. Nunca olvides que eres de dónde más libre te sientes.

Ver publicación…