Los primeros líquidos del bebé

Mucho se habla de cuándo es el momento para dar a nuestros niños líquidos diferentes a la leche materna. Seguramente les habrán dicho sus abuelas, tías o mamás en época calurosa: “dale un traguito de agua, no pasa nada” o el típico: “para que duerma toda la noche no le des leche, dale té”. Y ahí tienen a nuestros pobres niños sufriéndole porque quiero que sepan que de ninguna manera se recomienda darle algun líquido diferente a la leche de mamá antes de los 6 meses de edad.

Ahora, ¿cuánta cantidad es la correcta para darles a nuestros bebés a partir de estas edad? La Academia Americana de Pediatría recomienda de 6 a 8 onzas al día, esto aparte de la leche materna y los alimentos. Entonces, supongamos que a la hora de la comida le damos un vasito con algún juguito o agua. Está más que correcto y su cuerpo no necesita más.

Definitivamente tenemos que cuidar que la bebida que les demos a nuestros hijos no sean un jugo repleto de azúcar o algo que ni siquera está hecho para ellos, porque yo sé que nos encanta darles probaditas de lo que tenemos a la mano, pero de verdad acuérdense que lo que el cuerpo de un bebé o niño necesita, está lejos de ser lo mismo que el cuerpo de un adulto requiere.

Lo que a mí me facilitó la vida en esta etapa de mis hijos, para no estar contando onzas, ni azúcares, ni buscando a ver qué les doy, son los los juguitos Gerber Splashers que vienen en las etapas justas que van con el crecimiento de mis bebés y niños. No tienen azúcar añadida, no tiene conservadores y saben buenísimos. Además, son una chulada porque caben perfecto en la pañalera y si sales corriendo de tu casa, ¡agarras uno y listo!

No les demos a nuestros hijos bebidas que no les corresponden, recuerden que no sólo tenemos que cuidar lo que comen porque también lo que beben es parte de su dieta diaria.