Hagamos conexión con nuestros hijos

¿Qué pasa cuando uno de nuestros hijos se enferma y le ponemos más atención por los cuidados #MadreHadisimas?
Pues que el otro hijo empieza a hacerse notar, sea donde sea, en casa o escuela y eso acaba de pasar con Javi. Ha tenido unos días difíciles en la escuela y fue todo por querer llamar la atención.
Llamemos difícil el “me hago pipí por todos lados y mojo todo el baño”, “tiro a la basura el lunch de mi amiga”, “pues no hago nada y mejor grito sin parar”.
La verdad es que se nos fue un poco de las manos toda la atención hacia Mariana y Javi lo resintió muchisísimo, pero como siempre hay que darnos una palmadita y sacar lo mejor de la situación. Me quedó claro que Javi necesita acordarse que estoy con él, que lo veo y lo amo mucho, que es un niño que se sabe comportar y sabe hacer las cosas bien.
Aquí mi tip para que las que están sufriendo algo parecido a mí: Saben que amoooo pintarme los labios rojos, así que en la mañana agarré la mano de Javi y le dejé marcado mi beso. Le dije: “Javi, cuando necesites un recordatorio de que mamá esta pensando en ti, solo ve tu mano. Lo mismo cuando te vayas a portar mal, acuérdate que estoy contigo y ve tu mano.”
¡Pues hoy fue un día muuuy bueno para Javi! Regresó a ser quién es, un niño feliz sin molestar a nadie.
Es difícil estar presente todo el tiempo con ellos pero si les dejamos un recordatorio físico de nuestro amor, es más fácil para ellos asimilar el amor que les tenemos.