Hablemos sobre la muerte

Tener que hablar con tus hijos sobre la muerte, te hace sentir que les quitas un cachito de su corazón, que al lugar seguro que has creado para ellos se le rompe una pared y que no hay cubeta que recojan las lágrimas que están a punto de salir de sus ojos. Hay momentos que no podemos evitar para ellos y que necesitan ser hablados sabiendo que no podemos engañarlos con palabras que hagan ocultar sus sentimientos. A lo contrario de lo que podamos sentir, sí somos un santuario para recibir sus lágrimas, somos las que sabemos qué piensan y qué sienten sin que ellos le sepan poner nombre y las que sabemos alargar nuestros brazos para cubrirlos por completo. Una vez más, las mamás nos volvemos de hierro para hacer que ese sentimiento de dolor compartido, se vuelva un ritual de agradecimientos, recuerdos y amor hacia la persona que partió. El amor tiene muchas maneras de vibrarse, el dolor por alguien que se fue es la muestra de todo lo lindo que dejó en nuestra alma y eso es justo lo que queremos que quede en nuestros hijos: el amor que trasciende más allá de la presencia física y ahora es capaz de sentirse hasta en el aire.

Ver publicación… https://www.facebook.com/MadreHadisima/posts/2412953392162022