El amor de una hija a su papá

Mi papá es de esos papás que nunca se doblaron conmigo. Siempre fuerte, siempre con la razón, con una voz que nunca querías escuchar enojada. No necesitaba decirme que me quería porque yo en sus ojos siempre lo he visto.
Pero llegó el momento en que me fui. Él sabía que ya no iba a estar todo el día ahí, los abrazos diarios iban a disminuir y mis quejas de absolutamente todo también. Claro que me entero de él todos los días y seguro él de mi cada hora, pero ese momento en donde soltó a la niña de sus ojos para empezar una nueva vida ya no bajo su brazo sino a un lado, se sintió tal cual en la foto.
Lo hiciste bien papá, al fin y al cabo siempre seré esa que sostuviste por primera vez hace 33 años y que siempre correrá a ti para detenerme de tu hombro. No te lo digo diario, pero hoy si: ¡te amo!
#ShareTheLoveMx