Ayuda a tu hijo a comportarse en público

Yo sé, #MadreHadisimas, que muchas veces es inevitable que regañemos a nuestros hijos. No todo es bonito y feliz cuando salimos con ellos y muchas veces no podemos entender por qué demonios se comportan así en público.
Pero una llamada de atención no es lo mismo que un regaño tipo “madrastra” de cuento porque podemos dañarlo mucho más de lo que ellos modificarían su actitud.
¿Ustedes no se acuerdan cuando sus papás les gritaban delante de todo mundo? A mí me daba un oso tremendo y me hacían sentir nefasta. Por eso, aquí van estos tips: